jueves, 14 de mayo de 2015

Reseña de "Abzurdah" de Cielo Latini


"Abzurdah" de Cielo Latini



"Es un final que tiene un mensaje muy bonito y alentador para aquellas personas que pasan o pasaron por lo que ella vivió."

Reseña de Stefanie Bustamante - Blog "Atascada en Libros"




"La anorexia siempre está en donde menos se espera, junto con muchas otras cosas que trae consigo, y es bueno ver la mirada de quién la ha padecido para entenderla y tener algo más con lo que luchar contra ella. Es un tema difícil, eso es cierto, y más viéndolo de forma tan directa, ya que lo cuenta alguien que lo vivió."

Reseña de @le - Blog "Más allá de las páginas" 

Cielo Latini (La Plata, 14 de junio de 1984), es una escritora argentina, autora del bestseller Abzurdah. En este libro describe las diferentes situaciones por la que pasa durante su adolescencia, padeciendo anorexia nerviosa. En enero de 2011 empezó a trabajar como panelista en el programa de televisión argentino “Los unos y los otros”, emitido por la cadena televisiva “América”. En 2012 formó parte de Cadena de noticias, un periodístico desestructurado con Tomas Dente, Tucu López, Maria Freytes y Nicolas Fazio.




Cielo es una adolescente que conoce por Internet a un chico nueve años mayor que ella, con quien inicia una relación y se enamora perdidamente. Sumergida en un ambiente superficial, sin amigas y en un mundo adulto que poco comprende del universo adolescente, la relación se vuelve una obsesión para Cielo, una narradora locuaz, incisiva y vertiginosa, que nos conduce por una historia de amor no correspondido donde la opción de dejar de comer se vuelve la ilusión de una vida perfecta.



Este libro puede tratar de muchas cosas pero inexorablemente hablará acerca de mí. Siempre es más fácil contar las cosas desde el punto de vista propio. Quizás también por eso me ayudé con conversaciones, emails, etc, para que no suene tan serio, ni tan oficial, ni nada.
Este no es el DSM-IV ni mucho menos, es simplemente una versión menos estructurada y ajustada de la realidad, de los temas álgidos que con el tiempo envenenan a los adolescentes y a los no tanto. Sí voy a hablar a veces en términos médicos, no porque haya estudiado medicina sino porque me tocó vivirlo, sufrirlo, sangrarlo, vomitarlo. Que a propósito, mejor aprovecho este lugarcito para prologar que sí, a veces soy bastante autosuficiente, egocéntrica y soberbia a la hora de escribir. Y que por cierto creo que sé más acerca de anorexia y suicidio que los psicólogos y los médicos que intentaron ayudarme. No es necedad. Es simplemente que creo que la experiencia no es transmisible… y que aunque yo haya leído muchas veces que tal dolor es punzante, nunca en mi puta vida sentí una punzada. Entonces, que no me vengan a hablar a mí de los síntomas ni de lo que tengo que sentir o hacer, porque ya tuve suficiente. Y que sí, quizás con el correr de las hojas algunos de ustedes elijan devolver el libro y cambiarlo por uno de cuentos infantiles, otros les prohibirán su lectura a los petite-lectores y muchos, muchos otros se rascaran sus partes con mi libro. I couldn’t care less. Eso es lo que tengo para decir.
Simplemente escribo esto como método terapéutico. No, ese es el speech que tengo preparado en caso de que mi libro arme algún tipo de revuelo en los medios (ya quisieras…). Pero mi historial dice que soy transgresora: un fotolog y una pagina web ya se encargaron de hacerme “famosa”. Argh, por favor, abandoná este personaje que no deja de auto complacerse/ halagarse/ amarse porque nadie lo cree! ¡Nadie lo compra!
Ok… lo que quiero dejar en claro es eso: no busquen definiciones ni dogmas en mi libro. ABZURDAH no es solamente lo que dicen los libros de medicina, psicología, psiquiatría o demás avechis(y no es por desacreditar a médicos y etcéteras, eh?). Pero, como dije antes, ABZURDAH es más que un puñado de definiciones. Tengo mucho que contar, fue mucho lo que sufrí. Bueno… “sufrí”. Irónicamente hay quienes eligen estar enfermas y llega un punto donde hasta disfrutas de ello, pero ahora es temprano para hablar de esas cosas.Por el momento solo diré que este no es un libro fácil. No respecto de su lectura, que a decir verdad es bastante insípida, pero sí en cuanto al tema y al punto de vista desde el que se mira. Aunque debo decir que con el correr de los años y de las páginas el punto de vista de quien escribe se fue corriendo grados y graditos más a la derecha o a la izquierda dependiendo de la emocionalidad predominante. Pasado en claro: es jodido. Toca temas jodidos. Y si no estás dispuesto a leer cosas jodidas, andá a la librería, cambialo y que seas feliz con Charles Perrault. Yo no soy la Cenicienta, ni Hansel y Gretel. Soy más bien el lobo. Un lobo confundido, ultrajado y autodestructivo.




Ya lo supe desde el principio, esta historia no iba a ser una historia común y corriente, no iba a pasar por mis manos para ir a mi biblioteca sin haberme marcado; iba a penetrar en mí y a consumirme, para luego devolverme a la vida. Sabía que en algún punto me iba a identificar.


Estuve meditando bastante cómo tratar este libro, cómo hacer una crítica objetiva y una subjetiva, pero se me hizo imposible. No encuentro formas de juzgar a esta protagonista tan particular, Cielo, ya que ella vivió todo, yo no soy quién para decir qué debería haber hecho ni cómo, ella no está inventando una historia en su living tomando café, ella esta en el momento crucial, frente a los personajes, mientras la vida pasa frente a sus ojos, mientras aprende, mientras se tropieza y tiene que levantarse por su cuenta, por voluntad propia.


 Lo único que puedo decir es que, considerando su edad, creo que todas sus vivencias fueron parte de su aprendizaje, que ella tenía que equivocarse para aprender la lección y, cada uno aprende a su tiempo y con sus maneras (hay que aclarar que este caso que tratamos fue un caso extremo, pero en algún punto todos nos sentimos como la protagonista alguna vez, creo yo). Sus pensamientos, de todas formas, son chocantes, ella se consumía a si misma porque su forma de ver el mundo se lo permitía, la autodestrucción se justificaba con un segundo de perfección.


Tampoco puedo permitirme criticar a los demás personajes, ya que solamente tenemos la visión desde punto de vista de ella, es más, habían casos en que estaba más a favor de otros personajes que de Cielo, habían veces que quería matarla, que me parecía inmadura y caprichosa, pero luego me ponía a pensar "obvio que va a ser inmadura, es una adolescente, todavía le queda mucho por vivir, cómo va a aprender si no se equivoca" ¿Puede un adolescente ser inmaduro?¿No se trata la adolescencia de serlo y aprender de eso?

Este libro puso en cuestión varios pensamientos y me encanto, días después sigo pensando y repensando frases y situaciones, me persigue su historia, siento que una amiga a abierto lo más profundo de su corazón y me lo ha mostrado, yo no sé cómo agradecerle. Siempre mi forma favorita de comunicarme fue a través de la escritura y en esto me identifique completamente con la protagonista, fue un punto en el que coincidimos completamente y se unieron mundos. 


En este aspecto, note que yo escribo para ocultar, en cambio, ella escribía para mostrar, contar lo que le sucedía, y aunque no lo parezca, para mí no hay acto de valentía mas grande que algo así: poner tu historia en papel y soltarla, dejar que la gente la vea, que opine sobre ella, que la malinterprete y todo lo que los lectores pueden hacer con la historia. Ella fue valiente, dejo su historia libre, y al mismo tiempo, la acepto frente al mundo.


La novela tiene un montón de frases y he sacado más de la mitad porque serían spoiler (me esforcé mucho en esto). Es un libro que toca temas complicados y toma una postura un tanto difícil de comprender, ya que cuestiona todo, no solo la anorexia, sino también la crítica hacia esta enfermedad (o estilo de vida, según Cielo). 


¿Cuáles son los límites? Esta pregunta que todavía ronda por mi cabeza, me ha quedado y no se ha ido, no he obtenido respuesta. Pero otra pregunta que me ha quedado planteada, más fácil de responder y más importante ante todo, fue "¿Cuál es mi límite?" ¿Cuánto tardo en aprender, en darme cuenta que me he pasado, que me he equivocado de camino? Y por último, estas cuestiones plantearon en mí una pregunta que jamás queremos hacernos, que jamás queremos recordar, que jamás queremos aceptar su respuesta, que jamás respondemos sinceramente "¿Cuántas veces he cruzado mi límite?" Como ya explique, no tengo medios para explicarlo sinceramente, admiro que la autora haya tenido la posibilidad de mostrar al mundo la respuesta a esa pregunta, ya que nos ha demostrado su coraje y valor.


Podría hablar páginas y páginas sobre este libro, ya que me ha despertado demasiado dentro de mí, pero tengo que finalizar esta reseña. La verdad, es que el libro me ha gustado mucho, odie a la protagonista todo el tiempo, como me odio a mi cuando tomo decisiones equivocadas o cuando siento que no soy suficiente, en fin, la odie como alguien se odiaría sí mismo. Por un momento, pensé que no iba a cambiar, que se iba a quedar conservando su posición, y así por el resto de su vida, sin embargo, nuestra protagonista crece, se da cuenta todos sus errores y aciertos, lo acepta y tiene que decidir si salvarse a si misma o dejarse consumir.


Puntuación: 6(seis) 
Libros que te cambian sin que te des cuenta
Canción para el libro: All you never say - Birdy



Trailer de la película:
Canción de la película:

Shasmine Cianne




1 comentario:

  1. Hola!!! Me encantó tu reseña, leí este libro hace tiempo que ya ni recordaba de que iba pero ahora con la película y tu reseña pude recordarla. A mí también en cierto punto me sentí identificada. No puedo esperar a que salga la peli
    Besos!!

    ResponderEliminar

redes sociales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 50000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).