martes, 3 de junio de 2014

Después de tanto tiempo (bajo polvo)

Después de tanto tiempo
En la soledad es cuando mi religión se hace presente y latente, es cuando sé que estoy, que vivo, que siento, el único lugar en el que mi alma se separa del cuerpo y toma vida propia. En ese momento mágico, cuando mis manos comienzan a pensar y respirar, cuando las dejo volar y ser totalmente libres, allí es cuando aparecen ellas, las musas. Las que están muertas y no pueden hacer más que hablar conmigo para que las ayude.


Vienen a mí, les tengo fe  y ellas a mí también, son las únicas que la tienen. Llegan a mi lado tristes y demacradas, mientras me encargo una por una de ir tomando sus alas, delicadas cual vidrio de azúcar, cosiendo y juntando los retazos sueltos, para que puedan seguir volando, quién sabe hacia dónde.
¿Alguna vez las has visto? ¡Qué pena si no!
Son las que me brindan esperanzas y colores; las que traen flores y delicias; las que me escuchan y me comprenden; las que cantan y bailan; las que me secan las lágrimas y me dan aire para la risa.
A medianoche, cuando el lobo está durmiendo plácidamente, se escapan para pasar por mi guarida, y aun así, vienen lastimadas y heridas ya que no es fácil salir de allí. Yo las cuido y les canto hasta que recuperan su magia musical y pueden volver a cantar.
Luego, cuando el sol amenaza con aparecerse y tirar todos los sueños al vacío, se despiden cortésmente y me dejan en un dulce ensueño hasta que suene el despertador, y me despierte en la pesadilla.
Si todo fuera oscuro, si no hubiera tanta luz, nuestras almas podrían verse mejor. Tal vez, de ese modo, las musas podrían ser libres y no tendrían que ocultarse ni estar encerradas. Para dormir, la única luz que preciso es la suya, esa tenue luz de luciérnaga tan cálida que no permite que el alma se esconda, que me calma y me relaja, que me quita las penas y me descarga. Además, sus voces son parte del silencio majestuoso, y por allí andan, son una orquesta de telepatía, bajo la oscuridad y entre los sueños.

Si algún día te quedas despierto, allí cuando las estrellas sonríen, aun sabiendo que les queda poco tiempo, allí cuando las miro y veo el reflejo de tu rostro mirándolas nostálgico, allí, en ese momento, mira hacia un costado y tal vez veas que mis musas finalmente te han encontrado. Después de tanto tiempo…
Shasmine Cianne

No hay comentarios:

Publicar un comentario

redes sociales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 50000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).