martes, 24 de octubre de 2017

El derecho a llorar

Sé perfectamente que hay años peores que otros, que hay momentos malos, corridas de colectivos, labiales aplastados por colectivos, insomnios lacrimógenos, pesadillas repetitivas y traiciones cercanas. Las maquinas no nos funcionan, las cosas salen mal, los consultorios nos cierran y el trabajo nos cierra la puerta en la cara.

Creo que todos estos viajes y todo este cansancio es un aprendizaje que algun dia me servirá. Todavía no sé hacia donde me dirijo. Y a veces no puedo dormirme pensando ¿Será esto siempre así? ¿Toda mi vida? ¿Será que mi vida será esto y no más?¿Como escapar? Necesito descifrar este mapa cuanto antes.

Probe en locales, siendo paseadora de perros no llegue a tener ni uno, probe ser revendedora de cosméticos, probe ser community manager, probe en librerias y en colegios. Y supongo que es normal sentirme un poco defraudada y triste. Sentir que no encajamos en nada asusta, hace pensar si todo por lo que nos estamos esforzando valdrá realmente la pena.

Trato de pensar que simplemente es un mal día, solo un mal año, me digo a mi misma que no hay nada malo en mí, que tal vez no era el momento. Pero uno nunca sabe, todo parece errar y estar fuera de lugar.

Sé que debo llorar, porque las cosas han salido mal, porque no puedo dormir bien, porque estoy nerviosa, porque sé que la ola me esta esperando ahí, está esperando un segundo que baje los brazos para volver a atormentarme. Esto debe ser crecer, soportar los malos momentos llorando de noche y volviendo a intentar por la mañana como si nada hubiera pasado.

Tengo las pisadas flojas, las esperanzas agujereadas y los aviones pasan sobre mi recordando todos mis sueños. He tenido un año dificil y no debo pedir permiso para llorar. Lo hago y punto. No aceptare juicios sobre mi, no me rindo, pero tengo una angustia dentro que debo soltar para continuar. Y no requiere tu permiso. Así que si tengo que llorar, lo haré. Mañana nos veremos otra vez, adiós mala suerte.
Chica llorando, triste, superación personal, depresiva, momentos complicados de la vida
Fotografia de Cristian Newman

motivación, triste, sad, malos días, frases en español, frases, inspiración
Compartir en Pinterest

4 comentarios:

  1. Lo único que puedo decir con certeza en estos momentos es que me siento muy identificado con lo que escribís, y que a pesar de que los malos días no son en absoluto agradables, cuando lo ponés en palabras te descomprimís y te liberás poderosamente, y tus palabras llegan a otros. Como siempre, un placer leer tus entradas, honestas y sensibles. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa... graciass qué bueno que haya causado lo que tenía que causar, qué bueno que no soy la única con días tan malos ajajja. Muchos muchos abrazos :D

      Eliminar
  2. Me sentí tan identificada con lo de llorar, soy una persona muy sensible y me dijeron en varias oportunidades que exagero o que lloro al pedo, cuando en realidad no saben cómo me siento por dentro y cuánto me cuesta cambiarlo.
    Pero con lo que dijiste me doy cuenta que no soy la única y que a pesar de que este año fue medio malo, lo tomo como aprendizaje y me sirve y servirá para hacerme valorar más ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar tu experiencia. Es bueno saber que no soy la unica que estuvo teniendo un año complicado

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Acá podrán encontrarme siempre como Shasmine Cianne, La Frankestein Cibernética (así, mal escrito) pero en vida personal soy solo Yazmin.

No podría vivir sin escribir. Mi vida es así, la escritura está en el centro y todo lo que pase por fuera de eso gira a su alrededor. Al principio me daba mucho miedo que me leyeran pero luego al armarme un blog entendí que es el compromiso de un escritor que sus palabras se lean. Solo si me leen mis escritos cobran sentido, sino son solo pedacitos de información encriptada en medio de todo el Internet.