miércoles, 18 de octubre de 2017

Hablemos de trata

Se acercan las elecciones en mi país y a nadie parece importarle la trata, a veces hasta nos olvidamos de hablar de esto. Las desaparecidas se encuentran en todo el mundo, no es difícil mirar. Y sabemos que el premio Nobel no va a ir para Susana Trimarco que entro a los prostíbulos buscando por su hija y salvo un montón de chicas, ni tampoco para esas mujeres de hierro en otros lugares del mundo. ¿Sexo débil?

Esto hace parecer que los organismos de paz abalan esto, porque es algo manejado por poderosos y que no hay que meterse. Las pibas desaparecen todo el tiempo y nos hacen vivir con miedo, hay que detener este tipo de cosas.

Pero ningún político parece interesarse en esto, ni siquiera las dirigentes mujeres, parece hoy en día que el aborto es más importante que la trata, solo porque está de moda hablar de esto. Es que todos parecen hacer la vista gorda y ningún proyecto de ley aparece en la agenda. Creo que es un lugar donde las feministas deberían expresarse más y luchar contra esto, hay muchas que creen que con violencia logran algo, pero lo único que logran es que las personas deseen alejarse de esto.

Miles de mujeres desaparecen para ser prostituidas, mujeres que deberían ser libres. Creo firmemente que son desaparecidas políticas pero no por su ideología sino por ser una consecuencia de la falta del control del estado, y eso es política.

Son las mil y un historias sin final feliz, las sin voz, la esclavitud oculta, el intento de dominar mujeres para el placer de los hombres. ¿Por qué este negocio es millonario? Me asusta pensar la cantidad de hombres con los que puedo llegar a cruzarme que han estado en un lugar así, porque sin clientes no habría trata. Entonces ¿Cuántos de los hombres a tu lado apoyan este tipo de lugares? ¿Cuántos apoyan la idea de mujer como objeto?

Y me da asco verlo a veces en películas en donde los hombres son el ideal masculino: rico, drogado y lleno de mujeres a su lado. No quisiera que ningún niño aspire a eso cuando sea mayor ¿Qué mierda le estamos enseñando? Este tipo de hombres son los que manejan y sacan provecho de la esclavitud de ciertas mujeres. Los invito a reflexionar sobre esto y hablar de trata, porque es real, porque está al lado nuestro y por qué podría ser cualquier mujer importante en tu vida. No te creas la versión romántica de Hollywood, mira a tu alrededor y está más atento a lo que sucede. Las mujeres no son un reloj que presumís en tus brazos.

Hay que leer entre lineas para entender mejor porqué la trata es un negocio y quién se encarga de la propaganda. Les recomiendo mirar la emisión del programa de ADN que se pusó a hablar de esto cuando todos parecían ignorarlo, se emitió hace muy pocos días en C5N, ya que al parecer un gobernador electo de Corrientes ha mantenido relaciones estrechas con mafiosos encargados del tráfico de personas y prostitución. https://www.youtube.com/watch?v=G8W_pyJ71WE

tráfico de personas, chicas desaparecidas para la prostitución y la trata de personas, ni una menos


2 comentarios:

  1. Hoy tempranito leí este post y me encantó. Ojalá se usara más seguido este especio para hablar de estas cosas. Hace mucho tiempo tengo una entrada en borradores esperando hacerse pública, relacionada a la lucha feminista. Espero animarme algún día a publicarla.

    Te mando un beso grande y todo mi apoyo.

    Nati
    https://khaleesigeek.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Espero animarte, yo siempre tengo un lema a la hora de escribir "Es preferible equivocarse o cambiar de opinión que no decir nada", al hablar del tema es una forma de aprender más, con los comentarios y los debates que se dan se supone que uno debe cuestionar más cosas y reformular mil veces su opinión, hasta llegar a la posición más sabia. No dejes de jugar por miedo a errar, muchos abrazos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Acá podrán encontrarme siempre como Shasmine Cianne, La Frankestein Cibernética (así, mal escrito) pero en vida personal soy solo Yazmin.

No podría vivir sin escribir. Mi vida es así, la escritura está en el centro y todo lo que pase por fuera de eso gira a su alrededor. Al principio me daba mucho miedo que me leyeran pero luego al armarme un blog entendí que es el compromiso de un escritor que sus palabras se lean. Solo si me leen mis escritos cobran sentido, sino son solo pedacitos de información encriptada en medio de todo el Internet.