sábado, 6 de mayo de 2017

Ya es hora

Se cierra la puerta. Ya está. No hay sentimientos de remordimiento, no hay penas, solo desaliento. No funciona, las cosas a veces no funcionan, esto no es una novela ni una película. Soy solo una chica muy poco interesante, no hay historia que contar.
Tendré que alejarme de todo para ver con perspectiva, tendré que respirar lentamente dos o tres veces o más, tendré que llorar. No hay más que hacer. En la vida hay un momento que ya nada depende de uno, las cosas parecen moverse solas y uno es solo una marioneta en un espacio y tiempo particular. Estoy en manos de las conexiones a mi alrededor, las energías de las cosas y la paciencia de mis extremidades.
Me despido, con la mano en el corazón. Parte de madurar es dejar lo que no funciona, dejar las ilusiones de lado y ver con claridad. No sé cual es mi destino, pero ya algún día lo sabré y tal vez ni siquiera tenga a nadie que contarle. Ni siquiera el mundo de los sueños y de la literatura.
Fue una mala semana, un mal mes y va derecho a un mal año, sigo resistiendo los golpes, perdiendo cosas que amo, cerrando puertas. Pero es el momento, todo esto ha perdido el sentido. Deberé buscar otra salida.
Adiós...
Fotografía Jimmy Bay

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Acá podrán encontrarme siempre como Shasmine Cianne, La Frankestein Cibernética (así, mal escrito) pero en vida personal soy solo Yazmin.

No podría vivir sin escribir. Mi vida es así, la escritura está en el centro y todo lo que pase por fuera de eso gira a su alrededor. Al principio me daba mucho miedo que me leyeran pero luego al armarme un blog entendí que es el compromiso de un escritor que sus palabras se lean. Solo si me leen mis escritos cobran sentido, sino son solo pedacitos de información encriptada en medio de todo el Internet.