jueves, 16 de junio de 2016

Carta a mi misma

Debes aprender a distinguir entre lo que te obligan a aprender y lo que debes aprender. Debes también diferenciar a las personas que solo toman lo que necesitan de ti, de las que siempre van a estar predispuestas a hablarte. No dejes que este tipo de circunstancias te haga dudar de vos misma o te haga abandonar aquello que deseas en el fondo de tu alma. No dejes que se lleven lo que pretenden llevarse.

Y cuando el ruido de la ciudad vaya desintegrando la luz de tu corazón recuerda seguir al silencio porque allí está la verdad, allí habla el mundo. El ruido es solo el eco artificial del mundo, para descubrir la belleza es preciso callar. Espero que cuando todos corran, tú elijas quedarte.

Tampoco escuches cuando te hacen creer que no eres suficiente. Si eres sincera con vos misma siempre encontrarás el camino hacia tu hogar, hacia tu destino, hacia tus palabras, hacia tu interior. Debes llegar a tus rincones más profundos para comprender y decidir por donde ir.

Y por más que el mundo este lleno de lugares grises y personas desinteresadas, siempre tenés que mantener la esperanza. Porque es la única forma de salir de esos lugares, porque es lo único que no pueden quitarte contra tu voluntad.

No tomes en cuenta tiempos infrahumanos porque el tiempo no se puede contar, no te lo pueden medir, el futuro no se predice. Somos frágiles y fuertes, somos mortales que llegan a ser inmortales, somos el libro y la palabra, somos el cielo y el agua.

Fotografía por Matthew Wiebe


carta sobre lo que tienes que aprender, motivación, inspiracion, sueños
pin it
Shasmine Cianne

martes, 7 de junio de 2016

¿Qué es la felicidad para mi?

Hoy me estaba preguntando en qué estoy gastando mi tiempo y porqué no me estoy enfocando en sentirme más feliz. Hace días que realmente no siento felicidad, no estoy hablando de momentos de gracia o momentos donde la paso bien, hablo de cuando estas solo y te sentís completo, en armonía.

Fotografía por Loic Djim

¿Dónde encontré mi mayor pérdida de tiempo? En las redes sociales. Y en todo esto se encuentra mi infelicidad. Porque después de ver miles de fotos todo el día de personas viajando por el mundo, ver miles de tipos de persona que me gustaría ser, miles de personas que me pasan por encima como si fuera una hormiguita, se vuelve exhaustivo. No me refiero a que una historia o una persona no puede ser inspiradora, es más adoro nutrirme de cuentas en las redes sociales que me inspiran a llegar más lejos. Pero a veces el sentimiento que causamos es el contrario, a veces estar días deseando eso que no tenemos y gastando nuestro tiempo, en vez de acercarnos nos está alejando. No estamos cambiando el mundo, solo estamos viendo una foto sobre una persona que pretende hacerte creer que estás cambiando el mundo (y esperemos que alguien se esfuerce por hacerlo porque si todos están en sus computadoras mejor que alguien haga algo).

Fotografía por Henry Macintosh


Otra cosa que me puse a meditar fue el marketing. Admito que para mi blog sigo consejos de otros blogs más enormes y dan resultados, realmente puedo hacer que una persona con una buena foto desee lo que estoy mostrando. ¿Pero esto es realmente bueno para nosotros? ¿Realmente la chica de Tumblr es como se ve en la foto? Tal vez solo está actuando para tomar una buena foto. Las generaciones de esta época cibernética tendemos a confundir las fotos con la vida real, y yo soy victima también, lo admito.

De ahora en adelante, voy a tratar de pensar si realmente puedo tener eso, si realmente lo necesito ahora. Me pasa con los viajes y acá va una carita triste :c tengo miles de propagandas en mi inicio para incentivar el consumo y empresas de viaje que no voy a poder costear ni porque venda toda mi biblioteca (JAMÁS). ¿Realmente soy miserable por no poder viajar? Recorro mi ciudad de arriba abajo encontrando cosas nuevas todos los días sólo pagando el boleto del colectivo (que no está barato tampoco ajaja). Por más de que mire todos los días los aviones despegar, sé que para lograr eso voy a tener que trabajar y aprender a moverme sola para realmente disfrutar mis futuros viajes, hay que trabajar duro para conseguir eso, por lo menos en mi caso.  Por más de que haya miles de cuentas en las redes sociales de personas que viajan como si el aire fuera dinero, no debo sacrificar mis días en esta hermosa ciudad rodeada de personas interesantes por conocer, solo por una foto que me llama a consumir y consumir más. Y debo saber que las empresas de viajes me van a perseguir por todos lados porque me espían sin muchas complicaciones, saben mis deseos y mis sueños, pero tengo que recordar qué es importante. No es fácil, todos los días debo recordarme que el dinero no es mi felicidad y debo apreciar las simples cosas.

Fotografía por Elizabeth Lies

Personalmente, he decidido separar mi tiempo en Internet, decidir en que voy a gastar mi tiempo y en qué no. Nada de leerme toda la sección de noticias y que pasen cuatro horas. No. Hago una lista mentalmente de qué cosas son importantes para mí, que proyectos tienen futuro en este monitor inanimado. Cuando me pongo a pensar en esto, solo tengo dos cosas:  Mi blog y mis dibujos. Entonces no voy a pasar mi tiempo boludeando en Facebook, solo marketing para mi blog o mis dibujos. Todo lo demás es tiempo gastado, tiempo en el cual no ayude a mi madre, tiempo en el cual no salude y le pregunte a mi hermano como le fue, tiempo en el cual no abrace a mi papa, tiempo que no dedique a mi misma, tiempo que perdi frente a un monitor inanimado. Estoy cansada de esta vida de ojos rojos y cansados, baja autoestima y mundos cibernéticos que al final del día son ficticios. Creo que los personajes de mis historias son más reales que la mitad de lo que veo en Internet.

Y estos días estoy muy triste porque en la facultad somos miles de chicos y no tengo ningún amigo en el que pueda confiar mucho. Al final del día, tengo un blog con 205 seguidores y una pagina con 11000..aproximado de seguidores en Facebook y hoy no hable con nadie, solo con el colectivero para decirle "6,75" y a veces ni siquiera eso. A veces me peleo con una señora que no se corre y esa es la mejor conversación que me llevo a la cama. A esto no le hecho la culpa a las redes sociales, ni mucho menos, solo que quiero mostrar que el numero de seguidores al final de cuentas es "solo un numero de seguidores". Tengo miedo de haber olvidado como hacer amigos o tal vez nunca fui buena en eso en realidad.

Fotografía por Lee Miller

Creo que hay que reflexionar sobre esto y al ser un monstruo en esta era de zombies, tengo que decir lo que nadie dice, lo que nadie habla, lo que me lastima. No me he llamado La Frankestein Cibernética solo porque suena lindo. Y no tengo miedo de gritar: me hacen falta amigos, me hace falta aprender a luchar por las cosas y dejar de mirar fotos, me hacen falta un poco de sinceridad y me hace falta la autoestima que he dejado en la silla del monitor. No debo dejar de preguntarme para avanzar: ¿Me siento feliz?






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 40000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).