martes, 1 de abril de 2014

Afuera de la escuela (tinta fresca)

Afuera de la escuela
Siento que, de repente, en algún momento del día, voy a mirarme en el espejo y no me voy a reconocer, que ya no voy a estar allí, que voy a ser otra persona, una totalmente diferente. Me miro en las vidrieras mientras camino porque noto el cambio, lo siento en mis venas, en mi cuerpo, siento que las alas se extienden pero tengo miedo de no saber cómo usarlas, de caerme en el ambicioso intento de llegar al cielo.
Tal vez ya sea tarde, tal vez ya no pueda despegar.
Pero tal vez haya otra oportunidad, tal vez sea el tiempo el que me confunde, tal vez sea el viento el que se lleva y cambia mis pensamientos a cada segundo.  No sé, debe ser el amor que me frustra y no me deja pensar con claridad.
Más allá de todo, por más de que ellos digan que estoy igual. No es así, yo sé que no. ¿Acaso no lo notan? ¿No lo sienten? Ya me desconozco. No soy quien era, ahora soy otra ¿Es mejor así? ¿Soy más feliz?
Soy feliz, soy lo que elegí. Pero cómo estar segura, mis elecciones cambian cada segundo. Soy un dije buscando cadenas de las cuales colgarme para poder viajar lejos hacia mundos desconocidos, pero qué busco, qué es lo que me hace viajar, tengo que tener un objetivo, tengo que intentar de ser alguien puntual e intentar de no desviarme.
Así de simple, un objetivo claro. Ojalá mi mente fuera así de simple, y soñara lo que puede lograr, amara lo que puede tener y viviera conformándose con lo que hay; pero no es así, ninguna lo es. Siempre quiere más, disfruta lo complicado, desea lo imposible y se tienta de las aventuras. Desea liberarse y me lo susurra cada vez que puede, algunas almas se rinden y dejan de desearlo, pero otras aun tienen esperanza. Yo todavía tengo esperanza, por eso sé que voy a estar a salvo, en algún lugar, mi alma se va estar refugiando, quizás en el mundo al cual van los sueños o quizás en los mares de algún recuerdo. Eso no lo sé, nunca lo sabré, solamente me iré.
Por lo tanto, no importa si mi cuerpo cambia, se transforma, se mueve o muere, mi alma va estar protegida por la esperanza, aquel túnel que la lleva siempre hacia algún lugar mágico y místico. La esperanza es algo que nadie me puede quitar, ya no pueden, porque lo he sentido en lo más profundo de mi corazón. Y ahora, finalmente me he marchado de aquella realidad gris que me vendieron como la única posible, hacia un mundo diferente, un mundo mágico, un mundo donde todo es posible, porque creo en él.

Parecerá gracioso, pero hay personas que hicieron bien su trabajo y les agradezco, lograron enseñarme algo que me sirvió afuera de la escuela. A veces, me dijeron, hay que creer para ver. Hoy creo, y realmente lo pude ver. El alma es un inmenso universo, guardado en una cajita de cristal, que espera que la abras para que pueda inundar cada partícula de aire y viajar por cada molécula de agua. 
¿Qué tanto dejaras que tu alma se libere? ¿qué tanto la dejaras escapar? Eso depende de cada uno.

Yo ya tengo la llave, ya sé para qué sirve y cómo utilizarla, lo que tengo que hacer es trazar un mapa para que el alma sepa donde debe aterrizar.


La parte fácil acaba de terminar, lo difícil ni siquiera ha comenzado.

Shasmine Cianne

1 comentario:

  1. Oh, que profundo, me gustó mucho.
    Lindo como escribes =)
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 40000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).