miércoles, 19 de febrero de 2014

Extraterrestre (bajo polvo)

Extraterrestre


Llega el otoño prematuro
Y aprisiona mis pulmones.
Necesito escribir este silencio
Y extender estas alas.
Apoyo una sobre mi cama
Y la otra sobre el escritorio:
Una un poco doblada,
Y la otra un poco torcida.
Hoy me siento un extraterrestre,
No entran mis alas en esta jaula
Y mis extremidades están entumecidas
De tanto haberlas ocultado.
Entra alguien,
¡Que no me vea así!
No puedo soportarlo…
Hoy no…
No te preocupes, fue un accidente.
Quise relajarme y se me salieron las alas.
No te preocupes, nadie las va a ver.
Me quedare encerrada.
¡Andate, dejame sola!
¡Y cierra la puerta!
Lentamente, el día se torna rosado
Y a tientas me acerco y me asomo
A las rejas de mi ventana:
Un pájaro libre ¡Qué hermoso!
La nostalgia comienza en el pecho
Y recorre todas mis alas,
Hasta llegar a la punta de la última pluma
Donde mi alma se resguarda.
<No me toquen> grita la pobre
<No soy a prueba de balas>
Luego, se tapa la cara y llora.
No es un problema, le gusta llorar.
La soledad es lo que le aterra,
Tiene miedo de que sea eterna
Y que jamás pueda quitársela de encima
Como si fuera una sombra asesina indestructible.
De repente, las alas vuelven a ocultarse
Y comienza otra vez la triste monotonía.

Salgo algo melancólica de la jaula
Y me pierdo en la multitud uniforme.
Pero no la sigo,
Solamente me dejo perder,
Porque yo sé que soy distinta.
No puedo olvidarlo, no debo.

Shasmine Cianne

martes, 11 de febrero de 2014

Promesas en llamas (Tinta fresca)

Promesas en llamas
Hay cosas con las que no se pueden jugar, que son frágiles y se deshilachan tan rápido como una tela gastada, cosas que están protegidas y no suelen estar al alcance de la mano.
¿Qué pasa cuando el niño descubre el fuego y comienza a jugar con él? Simple, el niño se quema o el fuego se apaga para siempre. Pero, esta cosa no es como el fuego, es más débil y no está al alcance de los niños.
Sin embargo, un niño se ha disfrazado de hombre y ha llegado a aquella cosa, ha podido tocarla y jugar con ella. Para que luego, cuando la noche comenzara a enfriarse bajo aquella bóveda oscura, el niño se canse y la deje tirada allí sin importarle.
Aquella cosa: abandonada, pisada y desalmada; comenzó a endurecerse, tanto que se le hizo más difícil levantarse. Él había prometido cuidarla, abrazarla y llevarla a su hogar, en cambio, lo único que hizo fue jugar e irse a dormir, dejándola sola y perdida. ¡Vaya a saber dónde!
Aquello que parecía un juguete, no lo era. Tenía alma, sentimientos y un corazón que era invisible pero que sufría como pocos. Ahora que su muralla estaba en ruinas y no podía ser reconstruida, lo único que podía hacer era cantar.  Cantaba al alba, al atardecer, a la noche, a todo lo mágico en este mundo. 
Pero un día decidió cantarle a él, al niño que la había dejado sola, dejo todo en aquella canción. Él pudo escucharla y decidió volver arrepentido, pero ya era tarde, el fuego se había apagado, y de las promesas, solo quedaban cenizas y el eco de una melodía.
Shasmine Cianne

miércoles, 5 de febrero de 2014

Lágrima de soledad congelada

Lágrima de soledad congelada
 Ella se despierta de un sueño algo confuso porque comienza  sentir calor en sus pies. Con los ojos entreabiertos ve una luz azul cegadora que la desorbita rápidamente. Intenta despejarse y se levanta asustada. Una línea de fuego azul la rodea y no tiene salida. No sabe qué hacer así que comienza a pedir ayuda.
No hay nadie allí. Pero de repente, se acerca un hombre que ella cree conocer, del cual su alma es un misterio, y él la mira hablándole calmado.
-       Debes saltar antes de que el reloj marque las doce, tienes poco tiempo. Si no lo haces quedaras atrapada para siempre.
-       Pero, le tengo fobia al fuego. No puedo hacerlo.
-       Vamos, ven conmigo. No pasará nada, confía en mí.

Se acerca un poco y siente el calor por más de que sea invisible. Se aleja, tiene mucho miedo, no le gusta andar jugando con fuego.

-       No pasará nada, tranquila. No es lo que piensas este fuego es diferente. Es azul.
-       Entonces, ayúdame a salir.
-       Está bien. A la cuenta de tres salta.
-       Bien.
-       Uno, dos…
-       Tres
La mujer salta, toca el fuego pero ni siquiera lo nota. Cae al piso y queda desmayada por un rato. El frió comienza a congelarle los pies. ¿Por qué hay tanto frío esta noche? Quién sabe…
Al rato, ella despierta y está sola en su habitación. Sus pies están tan congelados que parecen de cristal y está completamente sola. ¿Dónde está el hombre ahora? ¿Se ha esfumado? ¿Cómo va a salir de la verdadera jaula que la encierra sola?
Pero ahora es tarde, el ya no está, se ha ido junto con el fuego azul. La nieve cae por los agujeros del techo y la comienza a tapar. Primero los pies azucarados, luego las piernas que tiritan, hasta llegar a la cintura. Allí el corazón empieza a latir mas despacio para irse apagando poco a poco.
Ella piensa sus últimas palabras, tiene que ser un momento especial, aquel que ha esperado toda su vida, una muerte gloriosa que valga la pena. Pero ninguna palabra le viene a la mente, no puede dejar de pensar en aquel hombre que la dejo allí sola. ¿Adonde se ha ido? ¿Por qué no ha vuelto? Ella lo necesita para que le de fuerzas y esperanzas.

'No obstante, él no volvió jamás. La respiración de la mujer se corto como si le clavaran un puñal o como si la miraran unos ojos muy profundos. 
Su última palabra fue “Libertad” sin embargo no habían oídos allí que la escucharan. Lo único que se supo de su muerte fue que una lágrima congelada se había quedado inmóvil en las llanuras de su rostro pálido.


 Shasmine Cianne

redes sociales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 50000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).