miércoles, 16 de octubre de 2013

El sueño vacio e infinito (tinta fresca)


El sueño vacío e infinito
Las sabanas comienzan a amoldarse a mi figura lentamente y se estremecen con mis fríos movimientos. Mientras mi piel congelada choca con las estrellas de calor ocultas bajo mi cuerpo, siento que vuelo al estar en esta posición horizontal. El olor a encierro y soledad me deprime, y los sonidos parecen venir desde otra dimensión.
De repente, una lágrima discurre mi cara. Sin invitación, sin excusas. En mi alma se siente un vacío eterno, que se asemeja a lo que los terrícolas denominamos paradójicamente “infinito” o “espacio” solo por el hecho de no saber bien qué es, ni dónde termina. Trato de pensar qué me sucede y se acerca esta palabra absurda. “Nada”. ¡Qué ironía!
Intento inútilmente de quedarme despierta pero por alguna razón sospecho que ya estoy dormida de alguna forma, me duelen los ojos y también una parte el pecho, pero no puedo probar que el dolor provenga del corazón. Me voy perdiendo en el espiral de la sociedad y ya no sé de qué lado estoy, por esa razón estoy llorando. Miedo.
Una mezcla de sentimientos y deseos se acumulan en millones de papeles que ni yo quiero leer, y estoy cansada y extraño a alguien y como la gente ya se ha acostumbrado a ese vacío, suponen que yo también lo he hecho. Pero como casi siempre, la gente está equivocada.


Se cierran mis ojos húmedos y suspiran agotados, ha sido un día complicado y aún no he despertado.

Shasmine Cianne

No hay comentarios:

Publicar un comentario

redes sociales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Hola, extraterrestres. ¡Bienvenidos a mi mundo! Este blog para mí es como un diario de viaje donde puedo ser yo misma y ver todo mi progreso a través de los años. Ya somos 50000 visitas y ya son 5 años que dedique a este blog, lo cual me tiene muy entusiasmada ya que he tenido que aprender un montón de cosas para que todo esto siga en pie como lo ven ustedes ahora (la mayor parte de obstáculos fueron voces internas, no las escuchen jamas).