lunes, 9 de septiembre de 2013

El edificio y sus vecinos fantasmales (tinta fresca)

El edificio y sus vecinos fantasmales
Yo lo sé.
Sé que cierras las ventanas, cuando yo me preparo para dormir, yo te escucho y estoy segura de que tú me escuchas a mí. Sé que no te sacas los zapatos hasta que yo apague la luz, ya que escucho tus misteriosos pasos en el techo e imagino tus movimientos.
Yo me divierto apagando la luz y escuchando tus susurros, y aunque no pueda verte, te siento muy cerca, como si solo nos dividiera un techo de hormigón y un patio embrujado.
No entiendo porque caminas tanto, ni porque lo haces tan apurado, solamente me siento a escribir, y el ruido de los muebles moviéndose es mi musa inspiradora.
A veces me asomo a la ventana, pensando que tal vez se te ocurrió espiarme, ya que los dos estamos solos y sin nada más que hacer que soñar e imaginar locuras.
Ha pasado por mi mente, la idea de que eres un asesino o un artista, pero también se me ha ocurrido pensar que eres un fantasma o producto de mi imaginación.  Pero jamás te he visto, y si lo hice no sabía que eras vos, cómo saberlo.
En este instante, sé que has ido al baño porque oigo a las cañerías rezongar, pero no has tardado casi nada. No escucho ni música ni televisión, lo cual significa que estas como yo, en silencio, y además, solo. No sé por qué te presto atención, debe ser que estoy aburrida.
Más allá de todo esto, puede ser que jamás se te haya ocurrido observar a quien se queda hasta la madrugada despierta, quedándote escondido tras la pequeña escalera de la terraza mirando, más bien, mirándome; o puede ser que sí. Debo admitir que yo he mirado por la ventana, a veces esperando ver algo, y en otras deseando que no haya nadie.  Pero nunca he visto nada.
La curiosidad mato al gato, así que soy bastante cuidadosa. Por lo tanto, me conformo con quedarme acostada, escuchar a través del cemento tus últimos movimientos, y luego al entrar en el silencio, soñar con lo que podrías estar soñando: te busco una amante, otras veces complicaciones en el trabajo, un deseo imposible, y además algo intachable, el anhelo de que algo cambie y que esta noche no sea como las demás, eso lo sé bien porque yo siento lo mismo. Igual, después de todo, yo me quedo dormida y seguro que vos también, olvidándonos por completo aunque no para siempre, esos sueños de madrugada que son los más sabrosos y ardientes.
Ahora, entro en mi pieza, me quedo en silencio y espero a que cierres las persianas. Estoy comprendiendo que poco a poco te voy tomando cariño, un cariño distante e indirecto pero que con la luz apagada se convierte en el más vivo y el más real.

 Y serás un fantasma, no sé… pero eres la única compañía que tengo…


Shasmine Cianne

1 comentario:

  1. Hola Shasmine, no creo que nos conozcas, pero bueno, somos Luna y Nerea y queremos hablar contigo, por favor, escríbemos lo antes posible, gracias:)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Shasmine Cianne



Soy una escritora y blogger freelance con más de 4 años de experiencia. He concurrido a talleres de escritura y he aprendido conceptos básicos de edición de fotografías, diseño web y estrategias de Marketing Digital. Además, soy una estudiante universitaria de Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires.